¿Quién es el Príncipe? [Vampiro]

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on pinterest

Aparentemente, el príncipe es la voz de la Camarilla en la ciudad que gobierna. En teoría es más un magistrado o supervisor que un regente absoluto, pero es el príncipe el que mantiene la paz y hace las leyes y lo que sea necesario para que la ciudad esté en orden y a salvo de las incursiones.

El príncipe tiene muchas labores, incluyendo las de diplomático, comandante en jefe, legislador, mecenas, juez y guardián de las Tradiciones. El puesto originalmente pertenecía al vampiro más fuerte en una región determinada que reclamaba el dominio sobre ella.

Con el tiempo, al puesto se añadieron ciertos privilegios y responsabilidades, bien como caprichos del regente o como exigencias de los súbditos. El cargo alcanzó su forma moderna familiar durante el Renacimiento. Se especula en secreto hacia dónde evolucionará el principado en el futuro, pero nunca cuando el príncipe local está cerca.

Hay varias maneras de convertirse en príncipe de una ciudad. Una es deponer al príncipe anterior. Esta insurrección puede ir desde un golpe incruento apoyado por los antiguos hasta una guerra a gran escala en la que las alcantarillas se llenan de sangre. Si un príncipe se muestra incapaz de mantener la seguridad de la ciudad contra las incursiones, el resto de los Vástagos pueden obligarle a abdicar.

Otro modo es convertirse en senescal y esperar que el príncipe muera o pierda el cargo. Por supuesto hay maneras de forzar estas situaciones, suponiendo que a uno no le importe correr unos cuantos riesgos que podrían llevarle a la Muerte Definitiva si se descubre el pastel. En una pequeña población o una zona principalmente rural de población dispersa, incluso un Vástago joven puede proclamarse príncipe.

Muchas veces, los antiguos prefieren la relativa seguridad de las ciudades, y encuentran las áreas rurales peligrosas y aburridas. Aquellos vampiros jóvenes que eligen aguantar en las pequeñas poblaciones de vez en cuando se establecen en una organización semi-estructurada, en la que el príncipe es el que tiene el arma más grande o se ha ganado el respeto de todos.

Tales títulos (Príncipe Garret de la Región de los Lagos Finger, o Madame Charlotte, príncipe de las Siete Colinas Gemelas) parecen más importantes de lo que lo son en realidad, y rara vez impresionan a los antiguos de ciudades cercanas.

Los “súbditos” de un príncipe no le deben nada. En realidad, una vez que siguen el protocolo de la Tradición, la mayoría tiene muchas otras cosas de las que ocuparse. Un príncipe gobierna sólo mientras pueda mantener ese orden, sus súbditos estén lo bastante asustados de su poder y los antiguos le apoyen.

Si alguno de estos factores falla, su reinado se viene abajo. Por otro lado, si dispone de todos ellos, los Vástagos de la ciudad pueden contar con que tienen príncipe para rato. Los antiguos se aseguran que el gobierno de un príncipe se mantiene en nombre de la estabilidad; los tumultos en las calles ponen en peligro la Mascarada y pueden traer la Muerte Definitiva.

Un príncipe ostenta un gran poder, una de las principales razones por la que alguien querría el puesto. A menudo tiene una gran influencia sobre el mundo mortal para asegurarse de poder hacer frente con eficacia cualquier amenaza; pocos se atreven a hacer algo contra alguien que pudiera hacer que cortaran “accidentalmente” sus líneas telefónicas cuando se está reparando una tubería de gas.

Puede crear progenie libremente, mientras que otros vampiros deben solicitar su aprobación para hacer de sires. Puede extender su poder sobre todos aquellos que entren en su dominio, y puede castigar a sus enemigos convocando una caza da sangre. En los salones del Elíseo se debate si las ventajas del puesto valen más que la carga del trabajo, pero muchos Vástagos parecen pensar que en toda ciudad hay una lucha interminable para ascender al trono.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Christabel’s Innersanctum | vasordiel.com © 2020 – All Rights Reserved. Designed and Developed by Pink Forest Studio