La gallinita de oro [Experiencia Paranormal]

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on pinterest

Esta historia se trata de mi abuelo, el padre de mi madre. Cuando todos nos enteramos de lo sucedido pusimos cara de decepción pues esta vez a pesar del miedo era algo muy pero muy bueno.

Todo comenzó una noche como cualquier otra noche, por costumbre ya de mi abuelo que le gusta dormir en el porche de su casa por el aire fresco que corre por allá en su pueblo (Portacelis) suele acostarse en un catre ya viejo e incómodo pero para él es como una suite.

Bueno, pues como todos lo sabíamos mi abuelo es muy querido por todos y no nos preocupábamos porque durmiera afuera de su casa, pero una noche de tantas una gallina con sus pollitos lo empezaron a picotear en la parte de sus pies, especialmente en su dedo gordo. Mi abuelo se despertaba cada vez que la gallina y sus pollitos lo picaban. Una vez despierto y que echaba unas cuantas groserías al viento la gallina y sus pollitos se retiraban y se perdían entre el camino, pues la casa de mi abuelo está justamente entre un crucero, o séase, una de las esquinas frente a su casa está otra un poco retirada y al final de su cerco hay muchos árboles y arbustos; la casa de enfrente sólo tenía platanares y es justamente allí donde la gallina y sus pollitos se perdían.

Mi abuelo, noche tras noche, durante más de dos semanas soportó las picaduras hasta que un día se hartó y siguió a la gallina para atraparla pero al cruzar la calle se le perdía entre los platanares de su vecino. Durante tres días la gallina y sus pollitos desparecieron, mi abuelo se sentía mucho mejor pero un día les contó a sus vecinos lo ocurrido y les extrañó tanto porque ellos no tenían gallinas y mucho menos pollitos merodeando por ahí, así que el hijo mayor del vecino estuvo platicando hasta muy de noche con mi abuelo; cuando menos lo pensaron la gallina y sus pollitos hicieron su aparición, entonces el muchacho los correteó y se le perdieron entre los mismos platanares de siempre.

Este muchacho entró entre ellos y se sorprendió tanto al ver una pequeña llamita de fuego en su interior. El chico llamó a su padre pensando que se quemarían los platanares y no se propagara el fuego, pero vaya sorpresa pues al acercarse su padre un olor muy fuerte a azufre se despegaba del suelo, justo en la pequeña llama de fuego. Cuando el padre se acercó se dio cuenta de que la llama desapareció como de la nada.

Después de unos días este señor se lo contó a un amigo suyo de la ciudad, paso por paso y al cabo de unos días más nos enteramos todos que habían escarbado en ese lugar con maquinaria pesada y la sorpresa de todos fue que encontraron un cofre de doblones españoles, ¡vaya cosas que nos depara la vida ¿no creen?!.

Mi pregunta siempre ha sido por qué la gallina cruzaba la calle y picoteaba a mi abuelo en vez de a sus vecinos, ¿acaso esto es obra del diablo y le pasaría algo malo a mi abuelo? ¿ustedes qué creen?.

Axel (México)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Christabel’s Innersanctum | vasordiel.com © 2020 – All Rights Reserved. Designed and Developed by Pink Forest Studio